Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer un correcto funcionamiento y una navegabilidad óptima. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso. Para más información, consulta nuestra política de cookies
Protección a la salud y calidad de la vida  >  Igualdad  >  Blog  > El gran riesgo de no contar con mujeres en el diseño de la inteligencia artificial

El gran riesgo de no contar con mujeres en el diseño de la inteligencia artificial

11 JUNIO 2019

¿Crees que es casual que la voz de los asistentes de Amazon, Google o Apple  sea femenina? 

La Inteligencia Artificial está muy presente en nuestro día a día en gran cantidad de aplicaciones que van desde traducir idiomas a intuir gustos y preferencias de las personas usuarias de internet, pasando por una enorme variedad de tareas que toman decisiones respecto a las personas.

A pesar de la gran influencia de la IA y de su rápido crecimiento, las mujeres solo conforman el 12% de quienes investigan en este terreno, según una reciente publicación de la UNESCO y la coalición EQUALS, que se dedica a promover la igualdad de género en el sector de la tecnología. Esta limitada participación de las mujeres en el desarrollo de la IA puede llegar a afectar en la replicación de los estereotipos de género existentes y crear otros nuevos. Para que las máquinas inteligentes eviten resultados abiertamente prejuiciosos, las personas expertas enfatizan que se les debe controlar e inculcar códigos morales, y las mujeres deben participar en la creación de estos códigos que, aunque de naturaleza ética, deben ser expresados técnicamente.

El caso de asistentes de voz digitales como Siri, Alexa y Google, la mayoría son exclusivamente femeninos por defecto, tanto en nombre como en el sonido de su voz. Amazon tiene Alexa; Microsoft tiene a Cortana; Apple tiene a Siri; y Google, que mantiene el nombre de la compañía en su asistente, pero su voz es la de una mujer.

La UNESCO y EQUALS explican que las tecnologías de inteligencia artificial y los procesos complejos que las sustentan requieren una amplia orientación y retoques para proyectar el género y una personalidad humana en formas que son familiares y satisfactorias para los clientes, para ello contratan equipos para ayudar a estos programas a expresarse. Empresas como Amazon y Apple, para justificar la decisión de convertir a los asistentes de voz en mujeres, han citado trabajos académicos que demuestran que las personas prefieren una voz femenina a una voz masculina. Sin embargo, Siri es masculino por defecto cuando la persona usuaria selecciona como idioma el árabe, el inglés británico, el holandés o el francés, lo que según el estudio de EQUALS, sugiere que hay una intencionalidad para el género más allá de una afirmación genérica de que las personas, en general, prefieren las voces femeninas.

Según el estudio de la UNESCO, la preferencia de voces femeninas para asistentes digitales puede derivarse de los roles y estereotipos de género construidos socialmente que sitúan a las mujeres como cuidadoras, ya que cuando se trata de que una máquina dé instrucciones autoritarias le suelen poner voz de hombre y si tienen que ver con un servicio utilizan voz de mujer. Esto quiere decir, que la “preferencia” de la gente por las voces femeninas, puede venir de construcciones sociales discriminatorias.

De acuerdo a Calvin Lai, una investigadora de Harvard, las asociaciones de género inconscientes que las personas adoptan dependen de la cantidad de veces a las que están expuestas a ellas. A medida que se difunden las asistentes digitales, las asociaciones entre mujer y asistente aumentarán drásticamente, lo que implica que la tecnología no solo puede replicar las desigualdades de género, sino incluso ampliarlas. La sumisión de los asistentes de voz digital se vuelve muy preocupante cuando estas máquinas con voz de mujer dan respuestas mediocres o ensalzadoras al acoso sexual verbal.

Para evitar que se reproduzcan estereotipos de género en este ámbito, es necesario contar con las mujeres ya que su presencia en este sector puede influir mucho sobre el modo en que las tecnologías están creadas y qué tipo de pensamiento se diseña en las aplicaciones de IA. Por ello es importante fomentar y facilitar la participación de las mujeres en este sector para evitar en que las máquinas se vuelvan machistas.

# Para consultar más información pulse en el siguiente enlace:

https://news.un.org/es/story/2019/06/1456961

C/ Grande, 1   38670, Adeje
Horario: 8:00 - 15:00 h