Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer un correcto funcionamiento y una navegabilidad óptima. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso. Para más información, consulta nuestra política de privacidad y cookies
Presidencia  >  Escuela de Música y Danza  > Profesorado y especialidades
 

Profesorado y especialidades

La batería es el instrumento de percusión por antonomasia, siendo su principal función crear una base rítmica sobre la que otros instrumentos puedan aportar melodías. En las clases se trabaja la coordinación de las cuatro extremidades y la técnica, y se deja un espacio para la creatividad del alumno.

La guitarra es un instrumento que destaca por su versatilidad, pudiendo tener el papel solista o de acompañamiento. Por ello, en las clases se desarrolla tanto el componente individual (expresividad y capacidad de improvisación) como el grupal. Los estilos que se trabajan son el pop, el rock, el blues o el jazz, entre otros.

Para adquirir la base técnica de este instrumento se estudian composiciones clásicas de periodos como el barroco y el romanticismo. Sin embargo, no se deja de lado la música contemporánea, a la que se aplica la técnica adquirida. Con el estudio del piano se desarrollan aspectos como la coordinación entre ambas manos, el sentido del ritmo así como la creatividad del alumno, que aprende a canalizar sus emociones a través de la música.

El oboe es un instrumento de viento madera usado en bandas, orquestas o grupos de cámara. En las clases se hace hincapié en la parte técnica y la ejecución del instrumento, trabajando en piezas de estilo clásico y moderno.

La enseñanza del clarinete se divide en tres niveles. En un primer nivel se aprende la base técnica: postura, digitación y emisión correcta de sonido. En el segundo nivel se comienza a trabajar técnica avanzada con obras de corte clásico. El tercer nivel se divide en dos ramas, una más clásica atendiendo a estudios y escalas y otra dirigida a estilos más populares como el dixieland en el que tiene mucho peso la improvisación.

La flauta travesera es un instrumento de la familia de viento-madera. En las clases se adquiere una formación clásica, dividida en niveles a los que se pueden adaptar todo tipo de alumnos.

El rol principal del bajo en una formación tradicional es llevar la base rítmica, sirviendo de empaste entre la batería y el resto de instrumentos melódicos. Por ello es fundamental desarrollar un buen tempo y ritmo, aspectos en los que se centra la enseñanza del instrumento, entre otros.

El lenguaje musical es la forma en la que se comunica música. Como especialidad, estudia los elementos y fundamentos de la música como lenguaje.

En  canto moderno se estudian técnicas de respiración y fonación que luego se aplican a géneros musicales actuales. En esta especialidad el alumnado aprende las diferentes inflexiones utilizadas en el pop, rock, soul y jazz, entre otros estilos.

La guitarra es un instrumento que destaca por su versatilidad, pudiendo tener el papel solista o de acompañamiento. Por ello, en las clases se desarrolla tanto el componente individual (expresividad y capacidad de improvisación) como el grupal. Los estilos que se trabajan son el pop, el rock, el blues o el jazz, entre otros.

El violín es el más pequeño y agudo de la familia de los instrumentos de cuerda clásicos. Las clases se adaptan al nivel del alumno, haciendo hincapié siempre en la importancia de tener un buen sonido y afinación. Las obras a estudiar son en su mayoría de corte clásico, aunque también pueden trabajarse piezas contemporáneas.

El violoncello o violonchelo es uno de los instrumentos básicos y fundamentales de la orquesta dentro del grupo de las cuerdas, realizando normalmente las partes graves, aunque su versatilidad también permite a los instrumentistas que lo tocan interpretar partes melódicas. Tradicionalmente está considerado como uno de los instrumentos de cuerda que más se parecen a la voz humana.1 2

Para adquirir la base técnica de este instrumento se estudian composiciones clásicas de periodos como el barroco y el romanticismo. Sin embargo, no se deja de lado la música contemporánea, a la que se aplica la técnica adquirida. Con el estudio del piano se desarrollan aspectos como la coordinación entre ambas manos, el sentido del ritmo así como la creatividad del alumno, que aprende a canalizar sus emociones a través de la música.

En la especialidad de danza se aprende sobretodo la técnica de baile mediante el ballet, que es la base para que el alumnado luego pueda aplicar lo aprendido a otros estilos más contemporáneos dependiendo de sus intereses.

Durante el aprendizaje de este instrumento se adquieren las competencias necesarias para interpretar una pieza musical escrita, sin dejar de lado la capacidad creativa del alumno para crear sus propias melodías improvisando. El estilo que predomina en las clases es el jazz aunque también se tocan estilos como blues, funk o música latina.

La guitarra es un instrumento que destaca por su versatilidad, pudiendo tener el papel solista o de acompañamiento. Por ello, en las clases se desarrolla tanto el componente individual (expresividad y capacidad de improvisación) como el grupal. Los estilos que se trabajan son el pop, el rock, el blues o el jazz, entre otros.

Los instrumentos de viento metal son aquellos que están compuestos por un tubo de metal, una boquilla y una campana en el extremo opuesto a la boquilla. Los instrumentos más representativos de esta familia son el trombón, la trompa, la trompeta y la tuba. En las clases de viento metal estos instrumentos tocan en conjunto temas de estilo clásico y contemporáneo.

En  canto moderno se estudian técnicas de respiración y fonación que luego se aplican a géneros musicales actuales. En esta especialidad el alumnado aprende las diferentes inflexiones utilizadas en el pop, rock, soul y jazz, entre otros estilos.

Para adquirir la base técnica de este instrumento se estudian composiciones clásicas de periodos como el barroco y el romanticismo. Sin embargo, no se deja de lado la música contemporánea, a la que se aplica la técnica adquirida. Con el estudio del piano se desarrollan aspectos como la coordinación entre ambas manos, el sentido del ritmo así como la creatividad del alumno, que aprende a canalizar sus emociones a través de la música.

El estudio de la percusión se divide en cuatro ramas: primero se estudia la caja, instrumento principal en esta especialidad, después se pasa al grupo de las láminas (un ejemplo de esta rama sería la marimba), en tercer lugar iría el grupo de los timbales, pues son similares a las láminas pero con la particularidad de que tienen parches y, por último, se estudia la multipercusión, que es la unión de distintos instrumentos de percusión (un ejemplo de ello sería la batería).

C/ Grande, 1   38670, Adeje
Horario: 8:00 - 15:00 h