Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer un correcto funcionamiento y una navegabilidad óptima. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso. Para más información, consulta nuestra política de privacidad y cookies
Desarrollo creativo, deportes y conocimiento  >  Patrimonio histórico-artístico  >  Blog  > La Orchilla en la historia de Adeje

La Orchilla en la historia de Adeje

22 MARZO 2017

La orchilla o rocella canariensius es un liquen de color negro con manchas blancas que crece en las rocas de los acantilados gracias a la humedad atmosférica.  El liquen tiene una  sustancia especial propia, la orceína, de la que se obtiene el color púrpura

En Canarias, la importancia de esta planta fue tal, que determinó el desarrollo de un ciclo económico para las islas, siendo el principal producto histórico de exportación del archipiélago. Era tal su importancia, que los primeros navegantes llegados a Canarias antes de la Conquista venían a buscarla.

Adeje y la hacienda de la Casa Fuerte no fueron ajenas a la recolección y exportación de este producto. En el siglo XVIII, los adejeros emplearon parte de su tiempo en la producción de la orchilla. Se exportaba a Europa como colorante natural, su explotación estaba bajo el control de los Señores de Adeje. A la producción que tuviesen en su villa, se unía la que se recolectaba  en La Gomera, de la que los señores eran Condes y la del Hierro, de la que eran Señores.

En la página web www.archivohistóricocasafuerte.com, hemos encontrado gran cantidad de documentación relativa a la orchilla. Tanto cuadernos de recolección como documentos de ventas para Amberes o Marsella, así como documentación judicial relativa a diferentes pleitos mantenidos por el Conde de La Gomera y Marqués de Adeje sobre derechos de posesión y explotación de la orchilla de Adeje y derechos de percepción de los quintos y almojarifazgos de la isla El Hierro, dirimidos por el Real Consejo de Hacienda en Sala de Justicia. Toda esta gran cantidad de expedientes y documentos nos indican que la producción y exportación de orchilla, fue un capítulo importante en las rentas de la Casa Fuerte.

En la recolección de la orchilla trabajaban tanto hombres como mujeres. El trabajo de estos orchilleros  fue inmortalizado por el pintor Alfred Diston. También se han rescatado testimonios como el del naturalista, historiador y etnólogo, Sabino Berthelot, quien describe el oficio así:   

“Suspendido sobre los abismos desafiaba los mayores riesgos para obtener la orchilla, ese preciado liquen tan buscado en Canarias. Los peligros a que se exponen nuestros enjabelgadores no pueden comparársele. La cuerda de los orchilleros no tiene nudos, sus piernas no son retenidas por ningún gancho, y una simple tabla los mantiene en equilibrio. Sentados sobre ese débil soporte, se impulsan, apoyando los pies contra los ribazos de los barrancos, para voltearse de un lado a otro. De esa forma se aseguran a los salientes de las rocas. Se fijan a los sitios que quieren explorar por medio de un corto bastón corvo. Cuando las anfractuosidades de la montaña hacen inútil el empleo de la cuerda, entonces emplean la lanza de los guanches: de una ojeada eligen el punto de apoyo y salvan todos los resaltes.”

La recolección de la orchilla  constituyó una actividad económica complementaria y en momentos de crisis agrícolas, fue el único sostén posible para el campesinado pobre, aunque luego los Señores de la villa ejercieran su control sobre este preciado líquen.

FUENTES CONSULTADAS:

- PALLARÉS PADILLA, Agustín: Tres productos históricos en la economía de Lanzarote: la orchilla, la barrilla y la cochinilla, Academia de Ciencias e Ingenierías de Lanzarote, Arrecife, 2004.

- HERNÁNDEZ RODRÍGUEZ, Germán: La orchilla en Canarias. Implicaciones socioeconómicas, Tesis doctoral de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria, 2004.

-DÍAZ FRÍAS, Nelson: la Historia de Adeje, 1999, Ayuntamiento de Adeje, Centro de la cultura popular canaria.

 

C/ Grande, 1   38670, Adeje
Horario: 8:00 - 15:00 h