Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer un correcto funcionamiento y una navegabilidad óptima. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso. Para más información, consulta nuestra política de cookies
Desarrollo creativo, deportes y conocimiento  >  Patrimonio histórico-artístico  >  Blog  > Santa Úrsula Martir. Hagiografía y sus ejemplos iconográficos en Adeje

Santa Úrsula Martir. Hagiografía y sus ejemplos iconográficos en Adeje

10 OCTUBRE 2013

Apenas existen testimonios su vida y mucho menos de su séquito de las 11.000 vírgenes. Son leyendas que parten del medievo, sobre todo a través de Santiago de la Vorágine y su obra "La Leyenda Dorada".

Según la leyenda, Úrsula era una joven y bella princesa bretona que vivió en el siglo IV d.C. ( 383). Habiendo rechazado a muchos pretendientes por consagrarse a Dios, aceptó el matrimonio con un príncipe a condición de que: 1º se le rodease de 10 doncellas y a su vez a cada una de ellas de 1000 acompañantes; 2º que se le permitiese, antes del matrimonio, de tres años para visitar las tumbas de los santos en Roma y que se le dotase de los navíos necesarios para el viaje; 3º y último, que su futuro marido y su séquito se convirtiesen al cristianismo. Ella pensó que no aceptaría esos requisitos, pero admitió estas condiciones. Al correr la noticia de que se requerían vírgenes para peregrinar hacia Roma, se desplazaron hasta Bretaña gran cantidad de mujeres. Partieron de las islas británicas, pasando por el Rin, se detuvieron en Colonia, donde un ángel anunció a Úrsula el fatal desenlace de la peregrinación a ciudad de los Papas. A lo largo del trayecto se van incorporando varios dignatarios de la iglesia en su mayoria obispos. Ya en Roma, dos generales, Máximo y Africano, al darse cuenta de la gran cantidad de personas que se unía a la multitud y preocupados por la propagación de la fe católica, informaron al caudillo de los hunos del paso de las caminantes por Colonia y le manifestaron el deseo de que las mataran a todas.

Mientras, al prometido príncipe Etéreo, que había subido al trono tras la muerte de su padre, un ángel le comunicó que convenciese a su madre para que se convirtiesen al cristianismo. También se le apareció un ángel cuando los peregrinos abandonaron Roma, para hacerle saber que debía ir al encuentro de su novia en Colonia y entregar junto a ella su alma a Dios. Etéreo cumplió la directrices del ángel y marchó a Colonia.

Las peregrinas al llegar a la ciudad la encontraron sitiada por los Hunos, quienes se dirigieron hacia ellas y las aniquilaron. El caudillo se fijó en Úrsula y le pidió que se casara con él. Ante la negativa de ella, el cruel jefe le atravesó el corazón con una flecha.

Se la representa como una mujer joven, con lujosa vestimenta, en alusión a su condición de princesa bretona, manto de armiño que significa pureza y luce corona real. Su atributos son la palma de mártir, que es un signo de victoria e inmortalidad; las flechas en alusión a su martirio y el estadarte que significa triunfo y que usó para guiar a sus compañeras.

Las escenas que mas han inspirado a los artistas son: La llegada de los embajadores ingleses a la corte de Bretaña para pedir la mano de Úrsula; el retorno de los embajadores; el sueño de Úrsula, por el que el ángel le anuncia el fatal desenlace de la peregrinación y el martirio de las peregrinas en Colonia. También el desembarco de las vírgenes en la costa francesa y el funeral de Santa Úrsula. Artistas como Rubens o Claudio de Lorena han utilizado estos temas en sus obras pictóricas.

La devoción a esta santa en las islas se debe a influencias noreuropeas, a través de las relaciones comerciales que surgieron tras la Conquista. Su devoción se da sobretodo en Colonia, Renania, Los Países Bajos, norte de Francia y Venecia donde se funda en 1300 "La escuela de Santa Úrsula", con la finalidad de educar a las jóvenes huérfanas, pues es una santa protectora de muchachas y escolares.

Los únicos ejemplos iconográficos de Santa Úrsula en Canarias se encuentran en Tenerife, concretamente en el pueblo norteño del nombre de la santa y en Adeje.

En el municipio de Santa Úrsula, Alejo Pérez , fundador de la comarca de Acentejo, mandó construir una pequeña ermita en 1587. En dicha ermita existió con anterioridad a 1619 un retablo pequeño con la mártir y sus 11.000 vírgenes, hoy inexistente. La talla actual data del siglo XVII, es de vestir, con pelo natural, sotiene el estandarte de plata, la flecha en el antebrazo y sobre la palma del martirio un corazón en alusión al órgano que le causó la muerte.

En Adeje, desde el siglo XVI contaba con una pequeña ermita edificada bajo la advocación de Santa Úrsula, en 1530, siendo el primer templo en Canarias dedicado a esta santa mártir. Con el paso del tiempo esa ermita fue ampliandose hasta conformar la actual edificación. La imagen que se veneraba era una pintura, como se recoge en el inventario de 1684. Creemos que ese lienzo es el que se encuentra en el retablo renacentista de La Candelaria, que es el más antiguo de los que existen en la iglesia. Ese lienzo representa el martirio de la santa, que aparece en primer plano y al fondo se ven las jovenes vírgenes atacadas y degolladas por los Hunos. 

La talla de Santa Úrsula que veneramos en la actualidad aparece por primera vez en el inventario de 1767, donada por el Exmo. Sr. Conde de La Gomera Don Domingo José de Herrera Ayala y Ponte. Es una escultura de bulto redondo, de madera tallada, dorada y policromada, mide 89 cm más 31 cm de la peana ,ocupa la hornacina izquierda del Retablo Mayor y es una obra anónima. Aparece de pie sosteniendo el estandarte, con corona real y ropajes donde destaca el oro sobre rojo, azul y blanco de la túnica, con un ceñido corpiño dorado con relieves. En los pliegues profundos y movidos se aprecia el barroquismo de la imagen. Recientemente, con la restauración de la Virgen del Socorro de La Quinta, hemos podido encontrar paralelismos y similitudes en los estofados de ambas tallas.

Esta Santa Mártir es la titular de la Parroquia de Adeje y copatrona del municipio. Venerada desde 1530, primero a través del lienzo y luego a partir de 1767 la talla escultórica que procesiona todos los años en las fiestas patronales de nuestro pueblo.

Contenido relacionado

La primitiva ermita que bajo la advocación de Santa Úrsula existió en Adeje en la primera mitad del siglo XVI, en el mismo lugar donde hoy se levanta la actual Iglesia, fue una de las primeras construcciones religiosas del Sur de Tenerife, posiblemente erigida en los años siguientes a la conquista de la isla en 1496.   La primera referencia documental que sobre esta primitiva ermita se encuentra en el testamento de María de Lugo, del año 1530, en el que la esta manifiesta su voluntad de donar media dobla de oro a la ermita existente en Adeje.

C/ Grande, 1   38670, Adeje
Horario: 8:00 - 15:00 h