Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer un correcto funcionamiento y una navegabilidad óptima. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso. Para más información, consulta nuestra política de cookies
Desarrollo creativo, deportes y conocimiento  >  Patrimonio histórico-artístico  >  Blog  > Crónica de la llegada de la imagen de San Sebastián (29 de enero de 1916)

Crónica de la llegada de la imagen de San Sebastián (29 de enero de 1916)

19 ENERO 2015

En la Biblioteca Virtual de Prensa Histórica hemos encontrado un artículo, publicado en la Gaceta de Tenerife el 29 de enero de 1916, de gran trascendencia histórica para Adeje, puesto que nos confirma la llegada de la imagen escultórica de San Sebastián a nuestro pueblo.

A continuación reproducimos el artículo publicado en Gaceta de Tenerife y que firma "Un adejero divertido":

"DE ADEJE

En esta populosa, corte secular  que fue de los Reyes aborígenes de Tenerife, se ha celebrado con extraordinaria solemnidad la fiesta de San Sebastián.

A las 8 y media de la mañana del 20, entre los repiques de  las campanas y el estruendo de los voladores, acompañada de numeroso gentío que iba engrosando a cada boca de calle y en todos los caminos que conducen a los pueblos comarcales, fue trasladada en procesión desde la Parroquia hasta su ermita la nueva imagen de San Sebastián, obra maestra de fisiología y arte que basta ella sola a acreditar a la casa escultórica que lo ha sido la Valenciana de Bririllo. Ya allí, espectáculo, tierno y revelado de intensa fe resultó el de las muchísimas docenas de personas que en cumplimiento de alguna promesa al esclarecido Mártir le ofrecieron o una larga caminata de rodillas o dinero o velas o figuras de cera o todo eso junto. Como nota curiosa se puede apuntar que un pastor dio de beber de la leche de sus cabras ( que pasaban de cien) a todo el que quería en virtud del cumplimiento de una promesa hecha al Santo Mártir que le curara a muchas de ellas de alarmante enfermedad. Otros por idéntico favor, pasearon hasta la ermita a sus caballerías, sus vacas y hasta sus perros.

Acabado este piadoso movimiento que duró  cerca de dos horas se cantó la letanía y a continuación la Misa dicha `por el V. Párroco D. Eulogio Gutiérrez Estevez alma de la fiesta por el celo desplegado en la traída de la preciosa escultura del Santo y en el agrandamiento de la Capilla.

El sermón que fue al aire libre estuvo a cargo del Rdo. P. Alfonso Serrablo, que estuvo a la altura de su renombrada celebridad, y que agradó a todos los concurrentes que pasaron de dos mil.

Luego se organizó la procesión hasta la orilla del mar en la que sobre andas cuajadas de preciosos ramilletes de flores fue paseada la bien esculpida Imagen del egregio Mártir al estampido de millares de cohetes y al murmurio de plegaria fervorosas y rasqueo de guitarras vibrantes.

Después la ingente muchedumbre fue saboreando la abundante y suculenta comida que llevaran, arreglada de sus casas y a la caída del Sol se organizó una brillante cabalgata compuesta con más de cien, entre camello y de más bestias de carga que nos trasladaban a los felices tiempos de los Patriarcas.

En fin un día venturoso para el cuerpo y para el alma y próspero para la religión y aun para la economía de  la villa.

Un adejero divertido."

 

Esta crónica relata los hechos acontecidos en esa histórica festividad  de San Sebastián, dejando constancia escrita de la llegada del santo que tanta veneración tiene en Adeje.

Hemos indagado sobre la casa escultórica valenciana de Bririllo, pero no hemos encontrado ninguna referencia. Suponemos que debió ser obra  algunos de esos maestros  artesanos que trabajaban en esas casa-talleres y que tanta producción artística realizaron en Valencia durante el último tercio del XIX y principios del siglo XX. Viendo la obra del imaginero valenciano Carmelo Vicent Suría ( 1890-1957), encontramos paralelismos en la talla.

Desde el punto de vista escultórico,  el  San Sebastian de Adeje posee un clasicismo manierista en la ejecución de la pieza, destaca el movimiento del cuerpo y los brazos a través de una curva praxiteliana. Cabe destacar  la expresión del rostro, una mezcla de dolor y placer que recuerda al Éxtasis de Santa Teresa de Bernini. Es de tamaño académico, inferior al natural, realizado en madera tallada y policromada. La imagen sobresale por su belleza y sobre todo por la profunda devoción popular arraigada, generación tras generación en Adeje y el sur de Tenerife.

Sobre el párroco Don Eulogio Gutiérrez  Estévez ( 1851-1917), natural de Icod de los Vinos y que estuvo 17 años en Adeje, el historiador Octavio  Rodríguez Delgado en su blog, tiene un interesantísimo artículo que habla sobre la vida de este párroco al que debemos la adquisición de esta venerada imagen.

Descargas
Contenido relacionado

La tradición oral, memoria popular de nuestros mayores, sobre la festividad de San Sebastián en Adeje nos remonta a un hecho que aconteció en los primeros años de la década de los cincuenta:

San Sebastián, co patrono del municipio de Adeje junto la Virgen de la Encarnación y a Santa Úrsula, celebra su fiesta  el 20 de enero. Se ha convertido en este tiempo en una de las celebraciones que más personas congrega de todo el Sur de Tenerife. Así queda demostrado por la gran afluencia de gente que se da cita en el mítico sitio de La Enramada, relacionadas de alguna manera con la agricultura y ganadería de la comarca y la Isla.

C/ Grande, 1   38670, Adeje
Horario: 8:00 - 15:00 h