Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer un correcto funcionamiento y una navegabilidad óptima.
Para más información, consulta nuestra política de cookies.
ACEPTAR TODAS LAS COOKIES
CONFIGURAR LAS COOKIES A UTILIZAR
Salud y calidad de vida  >  Patrimonio histórico-artístico  >  Patrimonio histórico-artístico  >  Blog  > Iconografía de San Sebastián en la historia del arte

Iconografía de San Sebastián en la historia del arte

17 ENERO 2022

Cada 20 de enero, el municipio de Adeje celebra la festividad de su copatrón, San Sebastián. Una festividad que se remonta al siglo XVI, y que tiene una gran devoción no solo en nuestro municipio sino también en la comarca sur y en toda la isla de Tenerife.

En este artículo queremos exponer la vida del santo, así como las representaciones de sus martirios a lo largo de la Historia del Arte.

HAGIOGRAFÍA DE SAN SEBASTIÁN

Sebastián fue, según la tradición, un santo oriundo de Narbona y criado en Milán que llegó a ser centurión de la primera cohorte romana en época del emperador Diocleciano. Por animar a sus compañeros de armas a aferrarse a la fe cristiana fue condenado a morir atado a un árbol, un naranjo, y asaeteado, aunque sobrevivió a este martirio.

Tras recuperarse de sus heridas, asistido por una dama romana llamada Irene, viuda del mártir Cástulo, Sebastián volvió a interpelar al emperador, quien ordenó que fuera apaleado hasta morir. Su cuerpo fue arrojado a la Cloaca Máxima pero el propio santo se apareció a santa Lucina para pedirle que le diese una adecuada sepultura. Lucina lo traslada a las catacumbas, que luego llevarán el nombre del santo.

Las fuentes escritas más antigua conservadas sobre el martirio de San Sebastián es la Depositio martyrum, redactada hacia mediados del siglo IV, en la que solo se constata el nombre del mártir, su lugar de enterramiento en las catacumbas y la fecha de su festividad, el 20 de enero. En el Comentario al salmo CXVIII, escrito en el siglo IV, San Ambrosio, arzobispo de Milán, señala su origen en Narbona en una familia cristiana, su infancia en Milán y su traslado a Roma. Uno de los textos más relevantes de la Antigüedad Tardía son las Acta Sancti Sebastiani Martyris, también conocidas como Passio Sancti Sebastiani, atribuidas tradicionalmente a San Ambrosio, aunque redactadas en el siglo V por el monje Arnobio el joven. También resulta relevante la Historia de los Lombardos escrita por Pablo el Diácono (c. 720-799), colaborador de Carlomagno, que abarca la época comprendida entre 568 y 744. Aunque está plagada de imprecisiones, la obra narra cómo durante una epidemia de peste que asolaba el territorio a finales del siglo VII una aparición reveló que la plaga no cesaría hasta que se fundara un altar dedicado a San Sebastián en la basílica de San Pedro ad Vincula. La Leyenda Dorada de Jacobo de Vorágine es una de las fuentes esenciales para la difusión de la leyenda y el culto a san Sebastián en la plena Edad Media. Con todo, algunos detalles que han pasado a la tradición pictórica parecen proceder de las fuentes más antiguas ya mencionadas.[1]

SU REPRESENTACIÓN EN LA HISTORIA DEL ARTE

La representación más antigua de San Sebastián es un bajorrelieve en barro cocido que representa el suplicio del mártir. Otra de las primeras imágenes del santo es un mosaico del siglo VII en San Pedro en Vincoli de Roma, que lo representa como capitán de la cohorte pretoriana y más bien como un anciano barbado.

Es a partir de la Edad Media cuando aparecen las representaciones del santo como un joven, muy parecido a la tradición escultórica grecorromana a la manera de un Apolo.

En el Renacimiento fueron muchos los artistas que representaron al mártir, principalmente en su primer martirio, asaeteado, pero también aparecen representaciones del santo cuidado por Santa Irene o por Santa Lucina rescatando el cuerpo de la Cloacla Máxima. En este periodo destacan las representaciones de Mantegna, Boticelli o en el caso español destaca Alonso de Berruguete.

Durante el barroco siguieron haciéndose representaciones pictóricas y escultóricas del santo mártir, con artistas tan relevantes como Bernini, José de Ribera, Caravaggio, Guido Reni  o El Greco entre otros. También el barroco francés lo representó a través de artistas como George la Tour.

En definitiva. San Sebastián ha sido representado por multitud de artistas a lo largo de la historia del arte, desde los primeros tiempos del cristianismo hasta la actualidad.

Acompañamos este artículo con imágenes de las representaciones de San Sebastián de artistas renacentistas y barrocos, principalmente.

 

                                                           Juan Desiderio Afonso Ruiz

                                                         Licenciado en Historia del Arte

____________________________________________

[1] https://www.ucm.es/data/cont/docs/621-2015-06-03-San_Sebasti%C3%A1n.pdf

C/ Grande, 1   38670, Adeje
Horario: 8:00 - 15:00 h