Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer un correcto funcionamiento y una navegabilidad óptima.
Para más información, consulta nuestra política de cookies.
ACEPTAR TODAS LAS COOKIES
CONFIGURAR LAS COOKIES A UTILIZAR

Tijoco Alto Mural

“Cien años dan para mucho, este fue el caso de don Jerónimo Díaz Fraga, un superviviente desde muy joven, gran parte de su familia desapareció bajo el negro manto de la epidemia del tifus, vivir una guerra, y sobrevivirla, escuchando como las balas y las bombas acabaron con amigos y compañeros, casarse y tener hijos, para luego emigrar durante ocho años y medio a Venezuela, a su regreso se encontró nuevamente con su esposa, Luisa Álvarez Rivero, madre, mujer luchadora, ahorradora,  crió a siete hijos, porque él se fue pero ella se quedó, con todo lo que eso supone. Su suegra siempre le decía: “vale más una mujer que haciendas”.

 Sus hijos fueron afortunados, nunca les faltó de nada, su padre siempre mandaba dinero y su madre siempre se preocupó de que fueran a la escuela:

“Le debemos todo a mi padre, tenemos que sentirnos orgullosos de cómo lucho siempre por sus hijos. Yo siempre he pensado que mi padre fue un hombre adelantado a su tiempo, siempre le gustó el progreso.”

“Él siempre decía que había sido un hombre afortunado, a pesar de los años en Venezuela y en la guerra, vivió 100 años, yo pienso que él dijo tengo que llegar a los 100 y después ya no me interesa, y así fue.”

Mapa
C/ Grande, 1   38670, Adeje
Horario: 8:00 - 15:00 h