Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer un correcto funcionamiento y una navegabilidad óptima.
Para más información, consulta nuestra política de cookies.
ACEPTAR TODAS LAS COOKIES
CONFIGURAR LAS COOKIES A UTILIZAR
COVID-19. Casos activos en Adeje
(a 2 de diciembre de 2021, 14:36 horas)
97
97
Casos activos por COVID-19 en Adeje

María Dolores Pelayo

Senadora constituyente. 

María Dolores Pelayo Duque nace en Santa Cruz de Tenerife el 21 de noviembre de 1943. Está casada y tiene dos hijos. Estudia Derecho en la Universidad de La Laguna, en la que se licencia en 1965 especializándose en temas de mujer y familia. Al año siguiente se convierte en miembro del Ilustre Colegio de Abogados de Tenerife, de cuya Junta de Gobierno fue diputada 7ª en el mandato de 1975, lo que la convierte en la primera abogada canaria que accede a la Junta de Gobierno Colegial. Ha pertenecido al Colegio de Abogados de Madrid.

Su carrera política arranca con la Transición, como miembro del Partido Social Demócrata (PSD) fundado en 1977. Con esta formación y en alianza con otros partidos centristas se presenta como candidata al Senado en las elecciones generales de ese mismo año, obteniendo escaño en la legislatura constituyente. Su formación política se integró en la coalición gobernante Unión de Centro Democrático (UCD) y, en las elecciones de 1979, tras la aprobación de la Constitución, logra escaño en el Congreso por esta formación. Durante esta primera legislatura fue dirigente regional de UCD y miembro de su Consejo Político Nacional. A las elecciones generales de 1982 concurre en las listas del Partido Socialista Obrero Español (PSOE). En total, ha sido diputada a Cortes durante cinco legislaturas entre 1979 y 1996, siempre por Tenerife. Entre 1987 y 1991 fue concejal y portavoz municipal en el Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife.

La singladura de Dolores Pelayo Duque, tanto en política como en el ejercicio de la abogacía, ha estado marcada por su compromiso con las cuestiones de género. Así, fue fundadora de la Delegación Canaria de la Asociación Española de Mujeres Juristas (1976), representando a España en la Federación Internacional de Mujeres con Carreras Jurídicas. Funda también la Asociación Canaria de Mujeres Juristas, que preside hasta su disolución en 2016. 

En 2006 es Miembro del Comité Asesor de las Cortes para impulsar el reconocimiento de las mujeres en la vida política. Y es que estudiando su currículum se advierte cómo Dolores hace suyas las palabras de otra de las diputadas constituyentes, María Izquierdo Rojo: “Las mujeres tenemos que hacer la política, porque la política es muy importante, demasiado importante para que la hagan sólo los varones, y si nosotras no la hacemos la van a hacer por nosotras, que es lo que ha ocurrido hasta ahora.”  

Haciendo, pues, la política, Dolores ha contribuido a logros tan esenciales por la igualdad de género como la ley que reconoció el derecho al divorcio, en la que actuó como legisladora ponente. También han sido fruto de su lucha las profundas modificaciones del Código Civil en materia de familia y sucesiones para igualar los derechos entre hombres y mujeres y reconocer los derechos de los hijos tenidos dentro o fuera del matrimonio. O la reforma del Código Penal, con la derogación de delitos tan obsoletos como el de adulterio y el de amancebamiento (las actuales parejas de hecho), en los que, según la legislación franquista, las mujeres salían claramente peor paradas que los hombres. Así, el Código Penal previo a la Transición establecía que “cometen adulterio la mujer casada que yace con varón que no sea su marido, y el que yace con ella, sabiendo que es casada”; lo que significa que la mujer era culpable siempre, mientras que el hombre podía salir indemne si alegaba que desconocía que su amante tenía marido.

Otros hitos fundamentales para la igualdad en los que Dolores Pelayo ha participado son la despenalización del aborto y del uso de anticonceptivos, la regulación de la interrupción voluntaria del embarazo y la fijación de los tipos penales, acordes con la norma constitucional, en los delitos contra la libertad sexual. También promovió como senadora el acceso de la mujer a la carrera de Marina Mercante. A su iniciativa se debe la creación, en 1978, de los primeros centros de planificación familiar en España, así como el reconocimiento del derecho de inscribir a los niños y niñas con nombres guanches en el Registro Civil. También se debe a su trabajo la inclusión en las Reales Ordenanzas de las Fuerzas Armadas del principio de igualdad sin que quepa la discriminación, entre otras, por razón de género; o las primeras iniciativas parlamentarias de acceso de la mujer a las carreras militares. En el año 1983 promovió la despenalización de la ligadura de trompas y de la cirujía transexual.

Dolores Pelayo Duque forma parte del grupo de mujeres reconocidas en el documental “Las Constituyentes” (2011) de la directora Oliva Acosta, en el que se visibiliza a las 27 diputadas y senadoras que, con su trabajo parlamentario en la legislatura de 1977, fueron protagonistas del cambio político hacia la democracia. En palabras de su directora, «cada año en el aniversario de la Constitución Española he oído hablar a los  llamados “padres de la Constitución” [...] y siempre me preguntaba qué habría sido de las mujeres, aquellas que participaron en  las elecciones generales del 77. Como dice Carmen Calvo en una secuencia que rodamos para el documental: “a los parlamentarios de entonces se les  recuerda, pero de ellas… ¡es que no hay rastro!”» (declaraciones extraídas del artículo “Las Constituyentes” publicado en la revista sociocultural Los ojos de Hipatia en febrero de 2013). Hasta que se grabó, el único trabajo de documentación que existía sobre estas mujeres que tomaron el testigo de Victoria Kent y Clara Campoamor era el libro de la profesora Julia Sevilla Mujeres parlamentarias de  la legislatura constituyente.

La trayectoria de Dolores Pelayo Duque en la lucha por los derechos de las mujeres ha sido reconocida con la Distinción Honorífica del Instituto Canario de Igualdad correspondiente a los años 2014 y 2015. Desde 2020 es presidenta del Consejo Social de la Universidad de La Laguna.

*Texto: Elisa Falcón Lisón, Licenciada en Historia del Arte y Guía Oficial del Gobierno de Canarias. (2021)

C/ Grande, 1   38670, Adeje
Horario: 8:00 - 15:00 h