Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer un correcto funcionamiento y una navegabilidad óptima.
Para más información, consulta nuestra política de cookies.
ACEPTAR TODAS LAS COOKIES
CONFIGURAR LAS COOKIES A UTILIZAR
COVID-19. Casos activos en Adeje
(a 27 de julio de 2021, 13:39 horas)
422
422
Casos activos por COVID-19 en Adeje

Armeñime, un topónimo guanche

21 JULIO 2021

La toponimia es una disciplina que se encarga del estudio etimológico de los nombres propios de un lugar. En canarias han perdurado al paso del tiempo la toponimia tradicional de origen guanche, conformando unos bienes inmateriales de interés cultural en la categoría de tradiciones y expresiones orales, según la Ley 11/2019, de 25 de abril, de Patrimonio Cultural de Canarias.

En Adeje existen numerosos ejemplos de esa toponimia, pero en este artículo nos centraremos en el de Armeñime.

El actual barrio de Armeñime, recibe su nombre de un topónimo guanche que aparece descrito en el recientemente publicado Diccionario de Toponimia de Canarias, Los Guanchismos (https://guanchismos.ulpgc.es/page/inicio)

Se describe a continuación:

Armeñime es el nombre de un poblado de Adeje, en el Sur de Tenerife, muy desarrollado modernamente desde el establecimiento de trabajadores de los tomateros y ahora de personas vinculadas al florecimiento turístico del Sur de la isla (GAC 128 D4). Bethencourt Alfonso (1991: 406) dice que a finales del siglo XIX era "cueva y región de Adeje", y que en su barranco estaba la "Cueva del Rey", el "Charco del Rey" y el "Pozo de la Reina", todos de la época guanche. Y no para en eso, también en su Historia del pueblo guanche asegura Bethencourt (pág. 341) que hubo un personaje de nombre Armeñime que era de familia real y que fue famoso tanto por su condición hercúlea como por su ferocidad y que murió en un combate disputando la corona a su sobrino Vinque. No dice Bethencourt aquí de qué reino eran estos contendientes pero deberá entenderse que del reino de Adeje, por lo que el nombre de Armeñime se convirtió en antropónimo desde su condición primera de topónimo. Con cinco entradas aparece este topónimo en las listas de topónimos guanches de Tenerife de Bethencourt: Almeñime, Arbenime, Armeñime, Armenigme y Armenime, reuniendo tanto los registros hechos por él personalmente como los ajenos. Y en efecto, como Barranco Armeñime o de las Salinas aparece en el registro moderno de barrancos de Tenerife de Pérez Carballo (2011: 57 F5).

Este término aparece en los Monumenta de Wölfel en la parte de materiales lingüísticos aborígenes con nombre conocido (1996: 579) y le otorga el valor genérico de 'corral para el ganado', a partir de la interpretación que de él había hecho Berthelot. Pero ha de advertirse que Berthelot lo transcribe al estilo francés como Armenigme y Armenime, hurtando la consonante nasal palatal africada característica del español con la que se pronuncia el topónimo, y esa ausencia de la /ñ/ la repiten todos los demás autores que copian a Berthelot. Otros autores lo citan como Arbenime a partir de la primera cita de Álvarez Rixo (1991: 59). Pero la única verdadera escritura de Armeñime de entre todas las que reúne Wölfel es la de Olive que lo recoge en su Diccionario de mitad del siglo XIX como "casa de labranza de Adeje". Dice Wölfel que "la única fuente y el único respaldo" con el que cuenta es el de Berthelot, que lo define como 'el paraje del aprisco', pero cuyo significado le parece dudoso, pues la "inestabilidad" de las labiales -dice- en las lenguas comparadas (el guanche y el bereber) impide tomarlas en consideración. No obstante -concluye- en caso de que Arbenime "fuera un vocablo auténtico y no un error del copista, sería muy interesante desde el punto de vista fonético". Pero no dice por qué habría de ser tan interesante.

No sabemos el significado que pudo tener esta palabra en la lengua de los aborígenes, pues el que propone Wölfel de 'corral para el ganado', sobre el supuesto de Berthelot, carece por completo de argumentación, y extraña que si de verdad lo hubiera conservado hasta el siglo XIX no lo hubiera manifestado Bethencourt Alfonso, el mejor conocedor de las huellas del guanche en la parte del Sur de Tenerife. Es lo más probable que el segmento inicial ar- sea el morfema preposicional equivalente al español 'hasta' o 'lugar de', pero nada sabemos del elemento léxico meñime, y hemos de suponer que la consonante /ñ/ fue fijada en la etapa hispánica.[1]

Juan Desiderio Afonso Ruiz

Licenciado en Historia del Arte.

___________________________________________

[1] https://hdl.handle.net/11730/guatc/372

C/ Grande, 1   38670, Adeje
Horario: 8:00 - 15:00 h