Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer un correcto funcionamiento y una navegabilidad óptima.
Para más información, consulta nuestra política de cookies.
ACEPTAR TODAS LAS COOKIES
CONFIGURAR LAS COOKIES A UTILIZAR
COVID-19. Casos activos en Adeje
(a 26 de noviembre de 2021, 14:44 horas)
78
78
Casos activos por COVID-19 en Adeje

El Corpus Christi en Adeje

11 JUNIO 2020

El origen de la festividad del Corpus Christi está en la Edad Media, siendo el Papa Urbano IV quien instituyó la festividad en 1264. Una de las grandes solemnidades de la Iglesia Católica, para celebrar la presencia de Cristo en la eucaristía, instituida en la Última Cena del Jueves Santo y celebraba antiguamente el jueves siguiente al primer domingo después de Pentecostés, cuando se celebra la Santísima Trinidad, pero desde 1989 se pasó al infra domingo siguiente;  festejándose sesenta días después del domingo de resurrección, con mucho arraigo en nuestro país: «Tres jueves hay en el año que relucen más que el sol: Jueves Santo, Corpus Christi y el día de la Ascensión».

La celebración del Corpus Christi, en Adeje, está vinculada a la Familia Ponte, concretamente a Juan Bautista de Ponte, quien dejó ordenada en 1620 la conmemoración de esta festividad de la octava del Corpus Christi, con seis días de misas cantadas[1]. El Corpus se encuentra también estrechamente ligado a la Hermandad del Santísimo, una de las cofradías más antiguas de esta Villa. Quienes, en enero de 1623, presentan al Obispo, Dr. Fr. Juan de Guzmán, las ordenanzas de la Hermandad y aprobadas por este, mando se guardaran y cumpliesen. Entre la que consta, la del domingo de la octava de Corpus: «haga la Hermandad festividad al Santísimo Sacramento, con procesión por las calles con mucho regocijo».[2]

Con relación a la familia de los Ponte, en la Parroquia de Santa Úrsula de Adeje se conservan dos custodias, piezas de orfebrería realizadas en metal precioso donde se coloca la hostia consagrada para la adoración de los fieles, una del convento y la otra de la Iglesia:

- Custodia barroca (1748) atribuida a Alonso de Sosa, realizada en plata cincelada, repujada y sobredorada. El ostensorio está formado por dos series de rayos que terminan en estrella de dos tamaños. La caja del viril, plana, está rodeada de cabezas de querubines, y entre ellas, un querubín de mayor tamaño sostiene la cruz. El astil presenta nudos de jarrón semiovoides, adornados con seis asas caladas. El pie es cónico circular con cenefa floral decorativa. El grueso toro que esta sobre ella alterna los temas eucarísticos de vides y espigas, separados por bandas lisas, y es en esta parte es donde los relieves alcanzan mayor proyección, un follaje barroco encuadra los racimos de uvas y los haces de espigas. Una cenefa con temas geométricos: romboidales y ovoides. En el astil se suceden temas florales.

- Custodia (1784) de estilo rococó, atribuida a Antonio de Villavicencio —quien desarrolla su labor en el último tercio del siglo XVIII, en uno de los talleres más importantes de orfebrería de La Laguna— contiene una doble inscripción en su pie: «Dióla d limosna el Sr. Dn. Juan Bautista de Herrera Ayala y Roxas Conde de la Gomera al convento de N.P. Sn. Francisco de la Villa de Adeje año de 1682. Aumentóla y dorola la devoción del Capn Dn. Francisco del Castillo Santelices que costeó su nueva fábrica que importó 180 ps. Isola en La Laguna Antonio Villavicencio año de 1784». En el ostensorio las ráfagas de rayos son alternativamente largas y cortas, y en éstas, un rayo se prolonga terminando en una estrella de diez puntas, que concentra la atención en el viril. Este es plano y se encuentra rodeado por cuatro cabezas de querubines, de las que sobresale una de mayor tamaño que sostiene la Cruz terminal, que se adorna con ráfagas y asitas que surgen de la base. El astil con nudo lotiforme, cabezas de querubines, serie de toros y escocias superpuestos, decorados con temas florales y gallones. El pie circular se presenta decorado con guirnaldas de flores unidas por una rama y el toro que queda sobre ella aparece repujado alternando vides y espigas de poco relieve. Estos están encuadrados por formas arriñonadas típicas del barroco, el conjunto tiene forma oval y bandas lisas separan un tema del otro. El astil compuesto con escocias lisas y toros con gallones.

De la inscripción de la segunda custodia se puede deducir, por un lado, que esta era la custodia del convento y, por otro, que esta debió tener otro diseño al donarla el marqués en 1680, siendo, cien años después, el administrador general de la Casa Fuerte Don Francisco del Castillo Santelices quien encargó su recomposición, realiza bajo los nuevos modelos estéticos, más próximo al rococó que al barroco —tipología que se realiza a partir del 1750, de ráfagas macizas, que se inspira en la custodia italiana de la Iglesia de La Concepción de La Orotava—.

Estas dos custodias, ejemplo de la orfebrería canaria del siglo XVIII, han posesionado durante siglos por las calles de Villa, en la festividad del Corpus Christi. Piezas, testigos de la historia, que forman parte del patrimonio histórico-artístico de Adeje.

En Adeje el Corpus se festeja con la realización de alfombras de sal teñida que engalanan la Calle Grande y la Calle Corpus Christi, por donde pasa el recorrido procesional. Destaca la labor que los vecinos y vecinas, de esta última calle, que han diseñado, trazado y trabajado maravillosas alfombras de sal, lo que dio lugar a que en 1994 se modificara el nombre de la calle, cambiando la nominación de 18 de julio a Calle Corpus Christi, en homenaje a su tradición alfombrista.

__________________________________________________

[1] Fumero Álvarez, Gloria. Directorio de la Casa Fuerte de Adeje, Ayuntamiento de Adeje,- Museo Canario, 2003, p 61.

[2] Estatutos de la Hermandad del Santísimo Sacramento de la Villa de Adeje. Año 1988. Archivo Parroquial Adeje.

C/ Grande, 1   38670, Adeje
Horario: 8:00 - 15:00 h