Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer un correcto funcionamiento y una navegabilidad óptima. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso. Para más información, consulta nuestra política de privacidad y cookies

Saluda del alcalde

Los pueblos, y las personas que los conforman, necesitan símbolos que los unan como sociedad, que articulen sus valores para que les permita avanzar como una comunidad cohesionada, solidaria y firme en su propósito de futuro. Los símbolos son la representación de las ideas y, en ese sentido, uno de los elementos fundamentales del lenguaje ya que comunican sin palabras. Esta capacidad comunicativa hace que cualquier persona pueda descifrarlos, e identificarse con ellos, pese a no hablar el idioma. Los símbolos son, en definitiva, sentimientos. 

Si algo ha caracterizado a nuestro municipio desde sus orígenes ha sido precisamente la presencia de esos símbolos, ya en la época prehispánica, como por ejemplo, el agua que discurría por aquel entonces de forma caudalosa por el Barranco del Infierno y que supuso el hilo conductor de la vida en aquel entonces. Su vital importancia quedó reflejada en los nombres y topónimos, incluso en el nombre del propio pueblo ya que “Adexe” en lengua aborigen significa “Abrevadero”, el lugar donde animales y humanos acudían a saciar su sed. 

Con el paso del tiempo, los símbolos han ido aumentando, enriqueciendo la identidad de las gentes que vivimos en Adeje, dando respuesta a las necesidades espirituales de la comunidad ante los retos que se han ido presentando. Uno de los más importantes, si no el que más, ha sido sin lugar a dudas el que representa nuestra patrona, la Virgen de la Encarnación, alzándose por encima de creencias o credos. Ella nos ha acompañado en el pasado, especialmente a aquellos adejeros y adejeras que tuvieron que emigrar al nuevo y al viejo continente en busca de mejores oportunidades, convirtiéndose en su refugio y su referente. Hoy tenemos la suerte de que esas oportunidades las brindamos nosotros y hasta aquí acuden personas de todos los rincones del mundo para formar su hogar. La Virgen de la Encarnación nos unió como pueblo, tal como atestiguamos en cada fiesta patronal, y cada fiesta lustral, donde personas de diferentes procedencias, culturas o religiones comparten momentos y espacios de fraternidad.

Compartir es una palabra que hoy en día se ha puesto muy de moda a causa de las nuevas tecnologías pero que yo quiero recuperar para hablar de nuestra sociedad y del hecho de compartir nuestros símbolos. En la vertiginosa sociedad en la que vivimos, en la que la rapidez, inmediatez y globalidad inundan nuestras horas y minutos, día tras día, adquiere mucha más relevancia el compartir, alejados de la tecnología, compartir momentos, sentimientos, debates, reflexiones, afectos… compartir espacios donde encontrarnos y reencontrarnos como un pueblo unido en su diversidad. Pisar el freno de la cotidianidad para dedicarle tiempo de calidad a las necesidades de nuestro espíritu, estar con la familia, amigos, hacer nuevas amistades, limar asperezas con otras y crear nuevas alianzas aprovechando la apertura cosmopolita que tiene nuestro pueblo.

Las Fiestas Patronales son precisamente eso, ese momento para uno mismo, para los demás y para el pueblo. Son el compartir espacios y afectos bajo el manto de la patrona, la Virgen de la Encarnación a la que todos miramos como ese gran símbolo que nos une como pueblo con los valores fundamentales que son nuestra bandera: la solidaridad, el respeto, la acogida, las tradiciones… presentes en esta sociedad canaria. Valores que nos permiten recordar en todo momento quiénes somos como pueblo y nos permiten avanzar, desarrollarnos y evolucionar hacia un futuro mejor para todos y todas.

Las Fiestas Patronales de Adeje, dedicadas a la Virgen de la Encarnación y los co patronos, Santa Úrsula y San Sebastián, son el punto culminante de todo el rico y variado programa fiestero que configura nuestro municipio donde decenas de personas de todos los barrios, a través de sus Comisiones, se vuelcan en crear esos momentos que unen nuestro pueblo. Los símbolos de cada barrio, representados en sus patronos, su folclore, gastronomía, tradiciones… van uniéndose como hebras de un mismo tapiz en el que el pueblo de Adeje brilla con luz propia.

Y por último, permítanme que haga un llamamiento a todas las personas y comisiones de fiestas de los barrios: que esa entrega y dedicación continúe no sólo en las fiestas, sino que demos un paso más allá en esa implicación y amor a Adeje participando en todos los actos que tienen lugar en el municipio a lo largo del año. ¡Les invito y espero verles!

 

A todos y todas ¡Felices Fiestas Patronales 2017!

¡Viva la Virgen de la Encarnación!

Alcalde Presidente
C/ Universidad de La Laguna, 18Adeje
Tel. 922 756 246
C/ Grande, 1   38670, Adeje
Horario: 8:00 - 15:00 h